Paradores en Galicia

La cadena hotelera cuenta con 12 Paradores en Galicia repartidos por toda la comunidad. Aunque la mayoría están situados en edificios con siglos de historia, ya sea el Parador del monasterio de Santo Estevo o el Parador de Santiago, en Galicia también es posible encontrar joyas del diseño contemporáneo cómo el nuevo Parador Costa Da Morte, una preciosa construcción con unas inmejorables vistas al mar.

Sea cómo sea, si eres fan de los Paradores de Turismo y quieres descubrir esta maravillosa comunidad aquí tienes la mejor variedad para preparar tu ruta de Paradores por Galicia.

1. Parador de Santo Estevo, Ourense

Paradores más bonitos de Galicia - Santo Estevo.

El fabuloso Parador de Santo Estevo se alza en pleno corazón de una de las zonas más bonitas de Galicia, la Ribeira Sacra. El edificio original del Parador es un antiguo Monasterio que data entre los siglos VI y VII donde destacan los tres claustros que tiene en su interior.

Considerado uno de los mejores Paradores en Galicia y entre los mejor valorados de España, en su diseño se respetan dos estilos, el románico y el barroco, y es tal su majestuosidad que fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1923.   

De sus 77 habitaciones destacan los elementos en piedra y madera y algunas de sus estancias tienen grandes vistas a los cañones del río Sil. Además, es posible relajarse en las instalaciones con Spa que acoge el propio Hotel

Otro lugar destacable en el Parador de Santo Estevo es el restaurante situado en las antiguas caballerizas, donde podemos degustar los mejores platos de la cocina gallega.

Este Parador en Galicia es un buen punto de partida para recorrer los rincones más bellos de la Ribeira Sacra, reservar un paseo en catamarán navegando por el Río Sil o visitar las mejores bodegas de la DO Ribeira Sacra. 

2. Parador de Baiona, Pontevedra

Paradores en Galicia, Baiona

Protegido por una muralla que rodea casi toda la península de Monterreal, el Parador de Baiona es uno de los Paradores en Galicia más apreciados. 

Las instalaciones de esta fortaleza medieval convertida en un hotel de 4* cuentan con una gran zona ajardinada llena de rincones por los que pasear y relajarse, una piscina exterior y amplios salones para celebrar reuniones de empresa y acontecimientos importantes. 

Las elegantes estancias destacan por su decoración donde abunda la piedra, el mármol y los techos de maderas nobles. 

Si reservas una de sus habitaciones superiores, podrás disfrutar de unas maravillosas vistas al mar y a las islas Cíes.

Para redondear tu estancia en el Parador de Baiona, tienes que saborear los mejores mariscos de las Rías Baixas en uno de los restaurantes con vistas al mar con los que cuenta el parador.

Y si tienes ganas de salir, tu primera parada debe ser la visita del casco antiguo de Baiona y a los amantes del mar, nada mejor que tomar uno de los ferrys que te llevarán a las islas Cíes.

3. Parador de Pontevedra

Paradores nacionales galicia - Pontevedra

En la que una vez fue residencia de los Condes de Maceda, un palacio renacentista del siglo XVI, encontramos hoy el Parador de Pontevedra. Su calidad y su ubicación en el casco antiguo de la capital hacen que sea una de las mejores opciones a la hora de alojarte en la ciudad. 

El edificio, las estancias y las habitaciones están decoradas siguiendo los estándares de la época, muebles clásicos y antigüedades crean un ambiente de estilo señorial que combinan a la perfección con elementos del mundo rural que rodea a Pontevedra. 

Los amantes de la gastronomía gallega tienen en el restaurante Enxebre “Casa do Barón” una muy buena excusa para deleitarse con los mejores pescados y carnes de Galicia.

Para completar vuestra estancia en el Parador de Pontevedra, desde el mismo parador podéis salir a dar un paseo por el elegante casco histórico de Pontevedra, donde destacan la Basílica de Santa María la Mayor y la iluminación nocturna de la Iglesia de la Virgen Peregrina. 

4. Parador de Vilalba, Lugo

Paradores Galicia, Vilalba

Un torreón medieval en la tranquila ciudad de Vilalba es el punto de partida de este original Parador. Situado en la capital de la comarca de Terra Chá, el Parador de Vilalba destaca por la majestuosidad de la torre que habitaron los Condes de Andrade. 

El parador cuenta con 48 habitaciones, 6 de las cuales se encuentran en el torreón, todas decoradas con elementos del estilo medieval que predomina en todas las estancias del Parador.

En la parte baja de la torre se ha instalado el restaurante Enxebre Castelo dos Andrade que, cómo en todos los Paradores de Galicia, presenta una original carta que combina los productos típicos de la zona con las recetas más actuales. 

El Parador de Vilalba es un punto de partida ideal para conocer las “Terras do Miño” un paraje natural declarado reserva de la Biosfera en 2002.

5. Parador de Monforte de Lemos, Lugo

Parador de Monforte de Lemos

El monasterio de Santo Vicente do Pino sobresale en la parte más alta de Monforte de Lemos y junto a él, se ubica uno de los mejores Paradores en Galicia. El origen del monasterio data del siglo IX, aunque el actual edificio, de estilo neoclásico, fue finalizado en el siglo XVII por los Padres Escolapios. 

El Parador de Monforte de Lemos cuenta con un impresionante claustro interior de piedra labrada con detalles decorativos de la época. De sus habitaciones se puede destacar la calidez que ofrece una decoración basada en piedra y madera incluyendo todas las comodidades que ofrece un gran hotel de 4*. 

El entorno del Parador de Monforte dispone de una zona ajardinada con piscina exterior abierta los meses de verano para relajarse acompañado por la historia  que impregna este precioso edificio. 

La gastronomía es uno de los motivos por lo que alojarse en los Paradores de Turismo en Galicia y en el Parador de Monforte se hace más que evidente. El restaurante Enxebre de Lemos nos espera con una carta de temporada basada en recetas de la gastronomía gallega presentadas cuidando al máximo la calidad y el sabor de la tierra.

6. Parador de Santiago, Hostal dos Reis Católicos, A Coruña

Parador Santiago de Compostela

Los Paradores Nacionales de España destacan por estar ubicados en edificios históricos y lugares con encanto. Y es en la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela, uno de los lugares más visitados de España, donde se sitúa uno de los paradores más bonitos de Galicia y de los más exclusivos de toda la red. 

El origen del Parador de Santiago de Compostela se remonta al Hospital Real de 1499, cuando los Reyes Católicos ordenaron crear un albergue para atender y alojar a los peregrinos que llegaban a la ciudad. 

En el edificio destacan los cuatro claustros del interior con zonas ajardinadas y las espaciosas habitaciones decoradas y equipadas con todo lujo de detalles para que tu estancia sea inolvidable. De sus estancias cabe mencionar la Suite 329, la más amplia y lujosa del hotel, decorada con muebles de madera tallada y bordados en oro de gran valor. 

El Parador de Santiago tiene dos restaurantes, en el Restaurante dos Reis se ofrece una carta más actual y creativa y en el Enxebre destacan los platos con productos tradicionales de Galicia. 

Por su cercanía, es ideal para visitar la Catedral de Santiago y el centro de la ciudad dando un suave paseo.

7. Parador de Verín, Ourense

Parador de Verín en Galicia

Frente a la Fortaleza de Monterrei se alza un pazo gallego hoy convertido en un coqueto hotel con encanto de 3*. El Parador de Verín, ofrece una relajada estancia rodeado por los paisajes de viñedos y valles que rodean esta tranquila localidad. 

Sus habitaciones están decoradas de una manera sencilla pero aportando las comodidades que requiere una estancia de calidad. 

El Parador de Verín destaca por su situación, rodeado de jardines en los que pasear mientras disfrutamos del paisaje y de su piscina exterior.

En los alrededores del Parador de Verín, se pueden realizar rutas de senderismo, visitas a las bodegas DO Monterrei y en primavera nadie puede faltar a la celebración de los carnavales de Verín.

8. Parador de Ribadeo, Lugo

Parador Ribadeo

En la frontera entre Galicia y Asturias, frente a la desembocadura del río Eo, se encuentra el Parador de Ribadeo, una casona gallega de estilo marinero rodeada de verdes prados mirando al mar. 

Los jardines del Parador son los mejores miradores donde disfrutar de vistas a la ría de Ribadeo y los pueblos de Asturias que se asoman en otra orilla.

Sus acogedoras habitaciones están ambientadas en el paisaje que rodea el hotel, con una decoración en colores claros y luminosos respetando el estilo del propio edificio integrado en el paisaje típico de la zona. 

Los productos del Cantábrico son los protagonistas en el restaurante del Parador de Ribadeo, que presenta una cocina marinera acompañada por los mejores quesos y productos de la provincia. 

Al alojarte en Ribadeo, podrás visitar la Playa de las Catedrales, uno de los arenales más bonitos del Cantábrico al que se puede acceder cuando baja la marea. 

9. Parador de Ferrol, A Coruña

Parador de Ferrol Galicia

El aire marinero y las luminosas galerías acristaladas de esta mansión harán de tu estancia en la Villa de Ferrol, una experiencia que no olvidarás. Situado a orillas de la ría, el Parador de Ferrol se integra perfectamente en el ambiente marinero de la ciudad. 

Al pasear por sus zonas comunes, descubrirás una decoración de lo más original con elementos de barcos, mapas de navegación y otros instrumentos utilizados en la marina. 

Las habitaciones del Parador de Ferrol cuentan con todas las comodidades para una estancia agradable y aunque su decoración es sobria y clásica, algunas disponen de vistas sobre el puerto de la ría de Ferrol.

Además de por su situación, el Parador de Ferrol destaca por su restaurante con grandes cristaleras con vistas al puerto y una cocina que recoge la riqueza de los mares y tierras de Galicia

10. Parador de Cambados, Pontevedra

Parador Cambados

El Pazo de Bazán es una antigua mansión señorial del siglo XVII ubicada en tierras donde el Albariño toma vida y que hoy acoge el encantador Parador de Cambados.

Decorado siguiendo el estilo que predomina en la costa de Galicia, el Parador cuenta con un precioso patio interior en el que relajarse con el sonido del agua degustando en pareja uno de los grandes vinos que nos ofrece esta tierra.

Es uno de los Paradores en Galicia con piscina exterior para los meses de verano, por lo que también es ideal para viajar en familia.

Las coquetas habitaciones del Parador de Cambados están perfectamente equipadas para ofrecerte un buen descanso después de un día recorriendo las calles de Cambados y la costa de las Rías Baixas.

En la parte gastronómica, la Taberna del Albariño ofrece en su carta una selección de los mejores vinos de la región y una carta donde el pescado fresco y los mariscos de la ría son su principal reclamo.

11. Parador de Tui, Pontevedra

Parador Turismo de Tui

A orillas del Río Miño junto a la frontera con Portugal, la histórica ciudad de Tui acoge uno de los paradores mejor valorados de Galicia.

Construido siguiendo fielmente la reproducción de un tradicional pazo gallego, el Parador de Tui ofrece la calidad de un hotel de 4* en unas instalaciones impecables, con salas de reuniones y terrazas con vistas a la catedral de Santa María de Tui.

Los amplios jardines que rodean el Parador de Tui dan a la estancia un plus de tranquilidad y ofrecen facilidades para el deporte con una pista de tenis y la piscina exterior de verano para los clientes del hotel. 

Cuenta con 32 habitaciones, la mayoría diferentes entre sí, decoradas de una manera cálida y con esmero para que te sientas cómo en casa. Y si te apetece la comida gallega, el restaurante Enxebre San Telmo es la opción ideal para degustar un pulpo a feira, zamburiñas o la mejor ternera gallega.

Cerca del Parador se ofrecen facilidades para la práctica de deportes fluviales y de naturaleza. También es recomendable reservar uno de los tours disponibles para conocer el caso histórico y los monumentos de Tui.

12. Parador Costa da Morte (Muxía), A Coruña. Uno de los mejores Paradores en Galicia.

Parador Costa da Morte Muxía

Los amantes del diseño contemporáneo tienen en el Parador de Costa da Morte, en Muxía, un nuevo lugar al que peregrinar. Se trata de un edificio de nueva construcción adaptado a las sinuosas formas de la ladera en la que se ubica y en perfecta sintonía con su entorno.

Es de los Paradores en Galicia más originales. En su diseño, orientado a unas maravillosas vistas a la playa de Lourido, se ha buscado la máxima luminosidad en todas sus estancias, destacando su piscina exterior “infinity” con muro de cristal y un Spa equipado con piscinas climatizadas con chorros a presión, saunas y jacuzzis.

Las habitaciones del Parador de Costa da Morte están ubicadas a diferentes niveles pero todas cuentan con una terraza abierta con vistas al mar y una decoración moderna y minimalista.

El nuevo restaurante del Parador de Costa da Morte es ideal para disfrutar de sus mejores recetas basadas en los mariscos y pescados frescos que abundan en Galicia.

La zona donde se ubica el Parador Costa da Morte es perfecta para realizar salidas de senderismo y deportes relacionados con la naturaleza y el mar.

Mapa de Paradores en Galicia