Paradores en Cantabria

La cadena de hoteles pública dispone de 4 Paradores en Cantabria. Hoteles con historia capaces de llevarnos a otras épocas cada vez que nos alojamos en ellos. Actualmente el Parador Santillana del Mar está siendo reformado, dejando sólo tres Paradores de Turismo operativos.  

Viajar a Cantabria es hacerlo a una tierra donde el verde paisaje de los montes se integra con el mar, donde su pueblos cuentan historias milenarias y su gastronomía nos adentra en un nuevo mundo de sabores tradicionales.

Y hacerlo con una ruta a través de los Paradores Nacionales de Cantabria, añade un extra de calidad para completar tu viaje que nunca olvidarás. 

1. Parador Santillana Gil Blas, Cantabria

Paradores nacionales Cantabria

Santillana del Mar es uno de los pueblos medievales más bonitos de España y fruto de ello, la villa fue declarada Monumento Nacional. Justo en su plaza mayor podemos encontrar el Parador de Santillana Gil Blas, una casona del siglo XVII perteneciente a la familia Barreda-Bracho y que desde 1944 es Parador Nacional de Turismo en Cantabria.

El interior del Parador de Santillana Gil Blas y su posterior ampliación, han mantenido la esencia del estilo barroco en el que fue construido el palacio. Su construcción es en piedra de sillería, típica de la época, y sus zonas comunes están decoradas con muebles y sillones sobrios de un estilo clásico.

Este Parador en Cantabria, es un pequeño hotel con encanto, pues sólo cuenta con 25 habitaciones decoradas en concordancia con el estilo del edificio, pero con la garantía de calidad que siempre ofrecen los Paradores de Turismo. 

Uno de los mejores lugares para comer en Santillana del Mar es el Restaurante El Jardín de Gil Blas. Situado en el propio hotel, ofrece una carta de cocina tradicional cántabra donde podrás degustar el famoso cocido montañés o el solomillo de ternera tudanca, la exquisita carne de ternera cántabra.

2. Parador de Limpias, Cantabria

Parador Nacional de Limpias, Cantabria

Situado en el palacio construido por el Conde de Albox a principios del siglo XX, el actual Parador de Limpias estuvo deshabitado durante décadas hasta que los descendientes lo cedieron a la comunidad de Cantabria que en 2003 lo integró en la red de Paradores Nacionales en Cantabria. 

Rodeado de cuidados y plácidos jardines con árboles centenarios y piscina exterior, el Palacio de Eguilior es un precioso edificio de tres plantas construido en el típico estilo montañés de Cantabria, donde destaca su vestíbulo principal con una señorial escalera de madera. 

El edificio principal ha sido recientemente ampliado para aumentar la capacidad del Parador de Limpias, que ahora ya cuenta con 65 elegantes habitaciones totalmente equipadas con la garantía que ofrece la cadena de Paradores en un hotel de cuatro estrellas.

Al estar situado entre el mar y la montaña, el restaurante del Parador de Limpias “El Palacio de Eguilior” ofrece una carta con platillos típicos de Cantabria donde se combina el pescado fresco del cantábrico con la mejor carne criada en los pastos de la región. 

3. Parador de Fuente Dé, Cantabria

Parador de turismo en cantabria

El Valle de Liébana es una de las entradas más utilizadas para visitar Los Picos de Europa y es a los pies de esta maravilla natural donde se ubica el Parador de Fuente Dé. 

El edificio del Parador de Turismo en Cantabria es el de un típico hotel de montaña donde predominan los elementos en piedra y madera que le aportan un extra de calidez a sus instalaciones. 

Dispone de varios salones para la celebración de eventos y cuenta con 77 habitaciones dobles decoradas con cabeceros de madera tallada, suelos de parquet y equipadas con todos los elementos necesarios para pasar una agradable estancia con la garantía de comodidad se los Paradores de Cantabria.

En el apartado gastronómico se nota la influencia de Los Picos de Europa y la cercanía del mar Cantábrico, pues el restaurante del parador de Fuente Dé destaca entre sus especialidades el venado, el cordero lechal y las anchoas de Laredo. 

El Parador de Fuente Dé se encuentra al lado del famoso Teleférico de Fuente Dé que une la estación del valle con la base superior salvando un desnivel de casi 800 metros. Los amantes del senderismo podrán disfrutar de las innumerables rutas que salen del Parador hacia las montañas del Parque Nacional.

4. Parador de Santillana del Mar, Cantabria

Paradores en Cantabria ofertas

Una de las curiosidades de los Paradores en Cantabria, es que cuenta con dos hoteles en la misma localidad separados por unos escasos 100 metros. En esta ocasión os vamos a hablar del Parador de Santillana del Mar

El edificio fue construido a finales de los años 90 siguiendo la arquitectura rústica de la zona. Aunque en un principio se pensó en crear un anexo del Parador de Gil Blas, finalmente se optó por crear un nuevo alojamiento de tres estrellas totalmente independiente. 

En su interior se han cuidado todos los detalles para crear un ambiente confortable perfectamente integrado en el estilo de las casonas de Santillana. Destacan los salones para eventos de empresa y celebraciones y sus 26 habitaciones dobles en las que no falta ningún detalle. 

El Parador de Santillana está rodeado de relajantes jardines con terraza y aunque su restaurante se ubica en el Parador vecino, dispone de un bar en el que desconectar tras un día de visitas. 

Actualmente el Parador de Santillana del Mar se encuentra cerrado por reformas hasta enero de 2023

Mapa de Paradores en Cantabria

Paradores de turismo en otras comunidades

Paradores en Galicia

Paradores en Andalucía

Paradores en Asturias